Especialización temprana

Hoy queremos dar un mensaje a los padres preocupados por la formación motriz y deportiva de sus hijos.

En primer lugar, corroborar la idea de base de que la formación motriz es esencial en todas las etapas de la vida y que durante la primera década de la misma es aún más imprescindible si cabe, debido a lo que los especialistas en desarrollo motor llaman etapas sensibles del desarrollo, que son determinadas fases en las que nuestro cuerpo es más sensible a desarrollar unas determinadas cualidades condicionales como la fuerza, la velocidad o la resistencia, pero también coordinativas como la orientación espacio-temporal, la disociación segmentaria, el ritmo,….

Y que van a determinar enormemente la capacidad motriz para toda la vida. En los primeros años de la vida la estrategia de desarrollo más interesante es proporcionar entornos donde los niños/as se puedan desarrollar motrizmente mediante la exploración… No se trata de dirigir, sino de favorecer la motivación por la exploración, también viendo a otras personas jugar o hacer deporte se favorece enormemente el desarrollo motriz. Enseñar en estas edades siempre es peor que el autoaprendizaje.

En el campo, en la playa o en un parque con otros niños es más probable que se desarrollen que en un salón a solas con una televisión o con videojuegos, además dejarlos interpretar materiales deportivos diferentes y que puedan crear sus propios juegos también es una estrategia que puede ayudar. Después llegamos a los 4-5 años y empezamos a plantearnos a qué actividad debemos apuntarlos.

Cada vez hay más profesionales que recomiendan que los niños no se especialicen en los deportes demasiado temprano, aconsejando realizar multideportes durante la niñez donde se incluyan deportes individuales y colectivos para favorecer el desarrollo de factores psicológicos como la socialización o reducir el riesgo de sobreentrenamiento o de lesión.

Y para los que piensen en el deporte de alto nivel y creen que su hijo/a debe practicar un determinado deporte desde lo más jóvenes posibles, decirles que existen estudios científicos que demuestran que la especialización deportiva después de la pubertad, y no antes, parece ayudar a tener una carrera profesional más productiva y saludable…. y no impide llegar al alto rendimiento…

SOMOS MOVIMIENTO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *